Ucrania rinde homenaje a la mujer rusa que luchó de su lado

Kyiv, Ucrania –

Una guardia de honor disparó un saludo de tres cañonazos hacia el cielo nublado mientras amigos y compañeros de armas se reunían en Kyiv para despedir a una mujer rusa que murió mientras luchaba del lado de Ucrania en la guerra con su país natal.

Olga Simonova, de 34 años, fue recordada por su valentía y amabilidad en un funeral en la capital ucraniana el viernes.

El ataúd de Simonova estaba envuelto en la bandera ucraniana azul y amarilla, con un león de peluche encima. Su nombre de guerra era “Simba”, como el personaje principal de la caricatura de Disney “El Rey León”.

Solo unos días antes de que Rusia lanzara su invasión a gran escala de Ucrania el 24 de febrero, Simonova habló con The Associated Press en una trinchera en la región de Donbas, donde había servido durante años junto a soldados ucranianos que luchaban contra los separatistas respaldados por Rusia.

Nacida en la ciudad rusa de Chelyabinsk, Simonova tenía un gran interés en los deportes y se destacaba tanto en el montañismo como en el karate. Ella dijo que siempre estuvo orgullosa de competir por Rusia.

Pero comenzó a sentirse incómoda con su país natal después de leer sobre la guerra de Rusia en Chechenia y sus acciones en la región oriental de Donbas en Ucrania y Crimea, que Rusia anexó en 2014.

Llena de dudas de que “alguna vez podría izar la bandera de mi país, mi patria” nuevamente, Simonova tomó una decisión que le cambió la vida. Viajó a Ucrania para unirse al conflicto en Donbas en el lado ucraniano, primero como luchadora voluntaria, luego como paramédica y finalmente como miembro alistado de las Fuerzas Armadas.

“Tenía la sensación interna de que podía manejarlo y que lo que estaba haciendo era correcto y necesario, porque no puedo hacer la vista gorda ante la situación”, dijo. “Solo tenía que comprar un boleto de ida. Lo compré y me fui”.

Simonova dijo que nunca ocultó su origen ruso a sus colegas y se ganó su confianza al mostrar su compromiso con Ucrania en el campo de batalla. En 2017 recibió la ciudadanía ucraniana.

Se convirtió en sargento y recibió el mando de unidades de infantería y artillería.

Amigos y colegas dijeron que Simonova, que no estaba casada y no tenía hijos, se había trasladado recientemente desde el este a la región sur de Kherson, donde Ucrania lanzó una contraofensiva contra las fuerzas rusas. Dijeron que murió el 13 de septiembre, después de que su vehículo chocara contra una mina terrestre.

“Era respetada no solo como comandante, sino como persona”, dijo Dmytro Karabinovskyi, su excomandante y amigo.

Leave a Comment