Rusia ‘utiliza minas terrestres que mutilan a niños que las confunden con juguetes’

tuEl secretario general de N, Antonio Guterres, pidió el lunes que los inspectores internacionales tengan acceso a la planta nuclear de Zaporizhzhia después de que Ucrania y Rusia intercambiaron acusaciones sobre el bombardeo de la planta atómica más grande de Europa el fin de semana.

“Cualquier ataque a una planta nuclear es algo suicida”, dijo Guterres en Japón, donde asistió a la Ceremonia Conmemorativa de la Paz de Hiroshima para conmemorar el 77 aniversario del primer bombardeo atómico del mundo.

Ucrania dijo que los nuevos bombardeos rusos del sábado dañaron tres sensores de radiación e hirieron a un trabajador en la planta de energía de Zaporizhzhia, el segundo ataque en días consecutivos en el sitio.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, acusó a Rusia de ejercer un “terror nuclear” que justificaba más sanciones internacionales, esta vez contra el sector nuclear de Moscú.

“No existe tal nación en el mundo que pueda sentirse segura cuando un estado terrorista dispara contra una planta nuclear”, dijo Zelensky el domingo.

Las fuerzas rusas capturaron la planta en el sureste de Ucrania a principios de marzo, pero aún está a cargo de técnicos ucranianos.

La autoridad del área instalada por Rusia dijo que las fuerzas ucranianas atacaron el sitio con un lanzacohetes múltiple, dañando edificios administrativos y un área cercana a una instalación de almacenamiento. La embajada rusa en Washington también emitió un comunicado detallando los daños.

“Los nacionalistas ucranianos lanzaron un ataque de artillería en el territorio del objeto especificado el 5 de agosto. Dos líneas eléctricas de alto voltaje y una tubería de agua resultaron dañadas como resultado del bombardeo. Solo gracias a las acciones efectivas y oportunas del ejército ruso en cubriendo la instalación de energía nuclear, su infraestructura crítica no se vio afectada”, dijo la embajada.

Leave a Comment