La explosión que mató a los prisioneros de guerra de Ucrania fue una operación del Kremlin, afirma Kyiv | Ucrania

Los prisioneros de guerra ucranianos asesinados la semana pasada en una explosión en sus cuarteles fueron víctimas de una operación especial del Kremlin planeada de antemano y aprobada al más alto nivel, afirmaron altos funcionarios del gobierno en Kyiv.

Citando información de inteligencia, datos satelitales e intercepciones telefónicas, los funcionarios dijeron que los reclusos fueron asesinados en un cruel y premeditado crimen de guerra. Sugirieron que fue llevado a cabo por mercenarios rusos del Grupo Wagner, en estrecha colaboración con la agencia de espionaje FSB de Vladimir Putin.

Los ucranianos muertos eran miembros del batallón Azov, que defendieron la planta siderúrgica Azovstal en Mariupol hasta su captura en mayo. Estaban recluidos en una prisión en Olenivka, cerca de la línea del frente y a unas 10 millas al sur del Donetsk ocupado.

Un asesor del presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, dijo que varias pistas apuntaban a la culpabilidad de Moscú. Dijeron que se cavaron tumbas junto a los cuarteles poco antes del ataque y que se lanzó una campaña de información rusa que describía a los combatientes como terroristas.

Los prisioneros fueron trasladados al edificio el día anterior a la explosión del viernes. Los rusos reubicaron su artillería cerca del complejo penitenciario en un intento fallido de devolver el fuego ucraniano. “Esta fue una provocación y un asesinato masivo por parte de Rusia. Fue organizado por el régimen de Putin”, afirmó el funcionario, que se negó a ser identificado.

Putin pudo haber autorizado personalmente el ataque, especularon, y agregaron: “Rusia no es un estado democrático. El dictador es personalmente responsable de todo, ya sea del derribo del MH17, Bucha u Olenivka. Hace tiempo que no vemos al señor Putin. ¿Cuándo va a reconocer las atrocidades que ha cometido?

El Ministerio de Defensa de Rusia dice que los ucranianos destruyeron el edificio utilizando un misil de largo alcance Himars fabricado y suministrado por Estados Unidos. Las imágenes transmitidas por la televisión rusa el viernes mostraron cuerpos carbonizados, miembros desmembrados y metal enredado de literas, así como un agujero en el techo de la prisión.

La administración Biden dice que no hay indicios de que Ucrania haya atacado el sitio. Las fotos satelitales publicadas por Maxar Technologies revelan que los edificios circundantes no sufrieron daños. Los guardias rusos escaparon ilesos.

Una imagen satelital de Maxar Technologies del complejo penitenciario de Olenivka después de la explosión.
Una imagen satelital de Maxar Technologies del complejo penitenciario de Olenivka después de la explosión. Fotografía: AP

El Instituto para el Estudio de la Guerra, un grupo de expertos con sede en EE. UU., dijo que la evidencia sugiere fuertemente que Rusia causó la explosión, utilizando un “ataque de precisión o un incendiario o explosivo colocado internamente”. Dijo que no había cráteres de proyectiles en los alrededores.

El funcionario de Kyiv dijo que la afirmación rusa de Himars era “estúpida” y no tenía sentido, y señaló que los ucranianos consideraban a los combatientes de Azov como héroes nacionales. “Este fue un acto terrorista aprobado al más alto nivel. No fue una decisión táctica”, dijeron.

Zelenskiy ha pedido una investigación independiente sobre lo sucedido. Hasta ahora, el Kremlin se ha negado a dar acceso al sitio a la Cruz Roja y la ONU, que ayudaron a negociar la rendición de los defensores de Azovstal y aseguraron garantías de Moscú de que serían tratados adecuadamente.

Ucrania no ha podido confirmar el número de víctimas, que el Ministerio de Defensa ruso sitúa en 53 muertos y 75 heridos. Los nombres permanecen confidenciales. Los funcionarios en Kyiv no pudieron decir el miércoles dónde se encuentran ahora los aparentes sobrevivientes.

En otros desarrollos en la guerra de Ucrania:

  • El canciller de Alemania, Olaf Scholz, ha dicho que Rusia no tiene motivos para retrasar la devolución de una turbina de gas para el gasoducto Nord Stream 1. “La turbina funciona”, dijo. Ha quedado varado en Alemania después de prestar servicio en Canadá, en un enfrentamiento que ha llevado a que los flujos de gas a Europa caigan al 20% de su capacidad.

  • El primer envío de más de 26.000 toneladas de alimentos ucranianos fue autorizado para proceder hacia su destino final en el Líbano, dijo la ONU. El Razoni salió de Odesa el lunes en virtud de un acuerdo del Mar Negro acordado por Kyiv y Moscú y negociado por la ONU. Hasta ahora, el acuerdo parece mantenerse.

  • Se han realizado más de 10 millones de cruces fronterizos dentro y fuera de Ucrania desde la invasión de Rusia el 24 de febrero. Casi 6,2 millones de refugiados viven ahora en toda Europa, dijo ACNUR, con el mayor número, 1,25 millones, con sede en la vecina Polonia.

Leave a Comment