Funcionario ruso califica de “hostiles” las acciones lituanas y advierte de las consecuencias

Un agricultor usa una máquina agrícola en una granja de trigo en Odesa, Ucrania, el 17 de junio.
Un agricultor usa una máquina agrícola en una granja de trigo en Odesa, Ucrania, el 17 de junio. (Metin Aktas/Agencia Anadolu/Getty Images)

Los agricultores ucranianos han sembrado alrededor de un 25 % menos de tierra que la que se cultivaba en 2021, según funcionarios y estimaciones independientes.

Según Markiyan Dmytrasevych, viceministro de Política Agraria y Alimentación de Ucrania, se sembró un total de 13,5 millones de hectáreas con una variedad de cultivos, el 80% del territorio que se sembró el año pasado.

Obviamente, no pudimos sembrar en las regiones de Luhansk, Donetsk, parcialmente en las regiones de Kyiv, Chernihiv y Sumy”, dijo Dmytrasevych.

Además, las ricas tierras agrícolas del sur de Ucrania están ahora bajo control ruso. Esta área también produjo gran parte de las verduras de Ucrania.

Otro alto funcionario del Ministerio de Política Agraria, Taras Vysotskyi, dijo que este año se sembró más trigo de primavera que el año pasado, pero hubo fuertes descensos en la siembra de maíz y girasol.

En cuanto a la cosecha esperada, Vysotskyi dijo que “puede haber entre 48 y 50 millones de toneladas de grano. Es menos que en años anteriores, cuando alcanzó los 85 millones”. Dmytrasevych dio un pronóstico similar, diciendo: “Esperamos cosechar aproximadamente 60 millones de toneladas de cereales y semillas oleaginosas, un poco más de la mitad de lo que cosechamos el año pasado”.

Por separado, Maxar Technologies examinó imágenes satelitales de áreas agrícolas en Ucrania y concluyó que los agricultores ucranianos plantaron un 30 % menos de superficie cultivada en primavera en 2022.

Maxar predijo que la producción de maíz de 2022 disminuirá un 54% y la producción de girasoles un 40% en comparación con la temporada de crecimiento de 2021.

El conflicto ha destruido docenas de instalaciones de almacenamiento de granos en puertos y áreas rurales, con alrededor de 10 millones de toneladas ahora bajo control ruso, mientras que otras han sido destruidas por ataques con misiles y artillería. En mayo, varias fuentes también le dijeron a CNN que las fuerzas rusas estaban robando equipos agrícolas y miles de toneladas de granos de los agricultores ucranianos en las áreas que habían ocupado.

Algunos funcionarios ucranianos dicen que las dificultades de almacenamiento han llevado a los agricultores a cambiar de cultivo. Marchuk también advirtió que la escasez de combustible podría obstaculizar la cosecha. Y dijo que los agricultores enfrentaron una crisis financiera, con un aumento de hasta el 35% en los intereses de los préstamos.

“Se necesita llegar a un compromiso para reducir la tasa de interés. En condiciones en las que no hay exportaciones, cuando no hay capital de trabajo, es muy difícil pagar el crédito con intereses muy altos, a diferencia de las tasas que existían antes”.

La exportación de cereales y semillas oleaginosas se ha visto complicada por el bloqueo de Odessa y otros puertos del Mar Negro.

Dmytrasevych dijo que desde la invasión rusa, Ucrania ha exportado 4 millones de toneladas de cultivos de granos y semillas oleaginosas, en comparación con un pronóstico anterior a la guerra de entre 5 y 6 millones de toneladas. Se han desarrollado varias opciones para el transporte por carretera y ferrocarril, y el grano viaja por ferrocarril al puerto rumano de Constanta y cruza la frontera terrestre hacia Polonia. Pero las alternativas son más engorrosas que el envío a los mercados mundiales a través del Mar Negro.

Leave a Comment