Cinco muertos y 68 haitianos rescatados de aguas cercanas a Puerto Rico

Al menos cinco inmigrantes haitianos se ahogaron y otros 68 fueron rescatados el jueves después de que un bote que se sospechaba era de contrabando de personas dejó al grupo en aguas cercanas a una isla deshabitada al oeste de Puerto Rico, dijeron las autoridades.

El incidente es el último de una serie de viajes mortales a través del norte del Caribe que transportan en su mayoría inmigrantes haitianos que huyen de su país en medio de una crisis política y económica cada vez más profunda y un aumento en los asesinatos y secuestros relacionados con pandillas.

Las autoridades federales y locales registraron el área cerca de la isla de Mona durante varias horas después de recibir una llamada de los guardabosques del Departamento de Recursos Naturales de Puerto Rico, quienes primero vieron a los migrantes. Las autoridades determinaron que no faltaban más personas, según entrevistas con sobrevivientes, dijo a The Associated Press el portavoz de la Guardia Costera de EE. UU., Ricardo Castrodad.

Dijo que sobrevivieron 41 hombres, 25 mujeres y dos niños, y agregó que ninguno tenía problemas médicos urgentes.

Jeffrey Quiñones, vocero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, dijo que todos los migrantes a bordo del barco eran haitianos.

La mayoría de los barcos de contrabando de personas que transportan inmigrantes haitianos a Puerto Rico parten de la vecina República Dominicana, que comparte la isla Hispaniola con Haití. Algunos naufragan en el traicionero Pasaje de Mona que separa las dos islas, mientras que otros botes dejan a los inmigrantes en pequeñas islas deshabitadas antes de llegar a Puerto Rico.

En este caso, la embarcación que transportaba a los migrantes se dio a la fuga, dijo Castrodad.

El rescate se produce pocos días después de que las autoridades de las Bahamas recuperaran los cuerpos de 17 migrantes y rescataran a 25 más después de que su bote volcara la madrugada del domingo. Se está llevando a cabo una investigación criminal.

En mayo, 11 mujeres haitianas se ahogaron y otras 38 se salvaron después de que su bote se hundiera cerca de Puerto Rico.

“Esto está pasando todos los días”, dijo Castrodad. “Todo el mundo corre el mismo riesgo y el mismo peligro”.

Un número creciente de haitianos está huyendo de su país a medida que las pandillas se vuelven más poderosas tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse el 7 de julio de 2021. Solo esta semana, las autoridades culparon a las pandillas por incendiar un juzgado y una iglesia a medida que se intensifican las guerras territoriales en la capital de Puerto Príncipe. Además, más de 470 personas han resultado muertas, heridas o desaparecidas en menos de una semana en medio de peleas de pandillas en el barrio pobre cercano de Cite Soleil, según las Naciones Unidas.

La organización benéfica médica francesa Médicos Sin Fronteras emitió un comunicado el jueves diciendo que ha visto un “aumento significativo” en el número de víctimas alcanzadas por balas perdidas. Uno de sus centros de emergencia atendió a casi 80 heridas de bala, la mayoría de ellas balas perdidas, dijo la organización, y agregó que muchos residentes están atrapados en sus casas y no pueden salir debido a la escalada de violencia a medida que sus heridas de bala empeoran.

“En algunas de estas áreas, (la agencia) solo puede tratar pacientes en sótanos o habitaciones sin ventanas, debido al peligro de fuego cruzado y balas perdidas”, dijo la organización benéfica médica.

Leave a Comment